En un día, Rafael Acosta Solís pasó de empresario a ejidatario

02 Mayo 2019
Autor 

Ejidatarios de Samahil que se resisten a la venta de mil 700 hectáreas a favor del empresario Rafael Acosta Solís, quien en un solo día pasó de ser un hombre de negocios a un integrante de ese núcleo ejidal, luego de ofrecer 68 millones de pesos por esas tierras, acudieron a las oficinas del Registro Agrario Nacional (RAN) para solicitar que las actas que se realizaron en cuatro asambleas, no sean inscritas ante esa instancia.

Lorenzo Canché Balam, quien se identificó como secretario del ejido de Samahil, acompañado de integrantes del Frente Campesino en Defensa de la Tierra y de la Vida, acudió a las oficinas del RAN, para denunciar las arbitrariedades que en las últimas semanas ha promovido Acosta Solís, quien en menos de 24 horas pasó de ser un empresario a ejidatario.

Explicó que luego de ofrecer una millonaria cantidad, que al ser repartida a 305 ejidatarios fue de 37 mil pesos - cuatro pesos por metro cuadrado- el comisario de ese núcleo promovió en un tiempo récord diferentes diligencias para que el empresario pudiera adueñarse de sus tierras.

Con el pretexto, recordó, de crear un parque industrial en las mil 700 hectáreas que ya fueron vendidas, el litigante -quien ha sido acusado por parte campesinos de diversas comunidades de ser especulador de tierras- prometió a los integrantes darles un total de 68 millones de pesos.

“Primero se admitió como avecindado a ese señor (Rafael Acosta), para que pueda tener derecho a comprar y luego lo aceptaron como ejidatario, luego le dieron permiso para que tipografíe el terreno que ahí compró y luego para que se pudiera hacer el cambio de uso de destino, todo en un sólo día”, abundó.

Indicó que la problemática se ha agravado porque casi la totalidad del ejido está de acuerdo con lo ofertado por Acosta Solís, sin importar dejar en manos de un particular el futuro de sus hijos al no poder heredarles tierras para hacerlas producir.

 

Demandan revisión

 

En entrevista por separado, Pedro Quijano Uc, del Frente Campesino en Defensa de la Tierra y de la Vida, señaló que en apoyo a los ejidatarios, acudieron al RAN para demandar por la vía legal, un escrito donde se solicita que se revisen las actas de las cuatro asambleas que se realizaron en menos de 24 horas.

“Se hicieron cuatro asambleas al hilo, hay una serie de irregularidades, un segundo elemento es que el secretario del comisariado ejidal no avaló ninguna de las actas y sí en cambio lo desconocen tácitamente como secretario, es ilegal totalmente”, dijo.

Finalmente, comentó que Lorenzo Canché se convirtió, junto con seis ejidatarios más, como las únicas personas que defienden de manera digna su patrimonio, por lo que solicitó a las autoridades no dejarlos en el desamparo.

 

 

DEJE SU COMENTARIO

Todos los campos marcados con (*) son requeridos.

Top