Print this page

CAJA DE CAMBIOS: De camiones y otros demonios

07 Febrero 2019
Autor 

Por: José Luis Chávez

 PRIMERA

El anuncio estatal de bajar 50 centavos la tarifa del transporte público tomó por sorpresa a más de uno por ser un tema muy cuestionado al ex alcalde meridano Mauricio Vila Dosal, quien previo a su mandato municipal prometió en campaña un proyecto de transporte público de dos pisos al estilo de los "london buses" que nunca llegó ni siquiera al papel.

  Fue un anuncio de 50 centavos. Nada más. No se presentó un proyecto estatal ambicioso, reformador, urgente para transformar al transporte público y que dejara en el olvido al plan Metropolitano de su antecesor de partido Patricio Patrón Laviada planteado hace 17 años o enterrar al SITUR, propuesta de gobiernos priistas.

 

SEGUNDA

El Salón de la Historia fue mudo testigo de este anuncio histórico del mandatario estatal, único en la historia moderna de Yucatán donde por primera vez, cuatro de los concesionarios más importantes del transporte público en el estado recibirán a cambio de "perder" 50 centavos por pasaje, un subsidio de 16 millones de pesos al mes para apechugar ante sus eternas exigencias de don dinero por el costo de la gasolina, refacciones y muchas necesidades más de un parque vehicular viejo, destartalado y gastado que origina quejas de miles de yucatecos todos los días.

 

TERCERA

Casi al mismo tiempo pero en el Congreso y como Rompecabeza lo dio a conocer en nota aparte, diputados mencionaron la urgencia de regular a los Mototaxis, un servicio tolerado que se ha convertido en una verdadera fuerza laboral de cientos de miles de familias yucatecas en los 106 municipios y que ya genera múltiples problemas. Simplemente en Kanasín existen más de 5 mil, en Umán unos 2 mil 500 y Hunucmá más de mil. Ha sido tal la necesidad de este servicio que empezó como tricitaxi, con los años brincó a mototaxi y ahora hasta vehículos eléctricos chinos se ofrecen para acaparar un mercado que estimo en unos 200 mil servidores públicos del transporte urbano en tierras del mayab, si pitágoras no me falla.

 

CUARTA

Esto convierte a los mototaxistas en un jugoso pastel que puede empachar a unos cuantos y aprovecharse de un servicio donde la tarifa no es más de 10 pesitos por viaje o dejada. Sindicatos, agrupaciones o partidos tienen el ojo puesto en jalar agua para su molino porque esto representa una gran fuerza de votantes que se pueden multiplicar por cuatro y hasta cinco personas por cada trabajador del manubrio. Se trata de una tarea municipal no hecha y que puede traspasar a la frontera estatal para transformarse en un servicio regulado por reglamento a ley. Pero la chamba es más que complicada por tratarse de un servicio tolerado, con fuertes monopolios y nada regulado... tiempo al tiempo.

 

REVERSA

La COMEY de Aref Karam tiene menudo paquete que atender y más si a este rugir de motores le sumamos a los taxistas de todos colores y sabores. El transporte público siempre ha estado en el ojo del huracán por su pésimo servicio, es un regulador de la economía familiar y en los albores de este siglo XXI se ha transformado hasta en sustentable y limpio por las nuevas tecnologías de energía solar. No hay que olvidar a los ciclistas y motociclistas que se deben sumar con dignidad a esta lista de peticiones con sus propias ciclo vías y regulación de seguridad. Van apenas cuatro meses de los 72 que debe durar Vila Dosal al frente de los destinos de los yucatecos y hasta ahora solo ha capitalizado inercias de su predecesor. Esperemos pronto que el privilegio de la duda sea para bien de todos y si no es así, que el pueblo se lo demande... Gracias a Rompecabeza por el espacio brindado, con esto retomamos el camino

Redacción

Noticias Escritas por Redacción