Debaten consecuencias de la Guerra de Castas

14 Julio 2021
Autor 

De todos los movimientos de insurrección indígena, la Guerra de Castas fue el más prolongado y, desde diversos ángulos, también logró mantener una amenaza real al orden establecido, pues tuvo momentos en los que estuvo cerca de la victoria, sostuvieron en el conversatorio “Guerra del 47 en Yucatán. Afirmaciones encontradas”. 

En el evento, organizado por la Facultad de Antropología de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), participaron los especialistas: José Góngora López, José Antonio Cutz Medina y Mario Baltazar Collí, mientras que la moderadora fue Cecilia del Carmen Alonzo Peniche. 

Los especialistas señalaron que otros alzamientos fueron sofocados relativamente con rapidez o incluso, en unos cuantos días, mientras que la denominada Guerra de Castas duró más de medio siglo, periodo en que los mayas que habitaban la parte oriental de Yucatán resistieron todos los intentos de pacificación. 

Este hecho lo convierte en uno de los acontecimientos históricos más complejos de su género, pues adicionalmente se extendió prácticamente por toda la Península de Yucatán. 

Asimismo, provocó lo que la guerra de Independencia hizo en otras partes de México: destruir, no siempre para bien, el antiguo régimen y dar paso a una transformación de las relaciones sociales, culturales y de producción.

Por otro lado, apuntaron, la mayor parte de la población maya permaneció en sus pueblos conviviendo y empezando a construir una sociedad mestiza; la discriminación y la explotación no desaparecieron, sólo se desplazaron hacia áreas de la cultura y de las instituciones sociales y económicas menos conflictivas. 

Además, una categoría social entera desapareció del lenguaje común de los yucatecos, la de "indios" que fue suplida ahora por la de "mestizos". 

Asimismo, destacaron el surgimiento de nuevas formas de violencia contra la población maya, algunas de ellas implementadas conforme las plantaciones de henequén fueron poblando el paisaje yucateco. 

Las consecuencias de la Guerra de Castas fueron notorias, toda vez que la población de Yucatán se había reducido a la mitad, con la muerte de casi 250 mil personas. 

Por otra parte, el territorio de la peninsular quedó dividido en tres partes: Yucatán, Campeche y Quintana Roo, además, fue durante este periodo cuando la Península decidió renunciar a su independencia y volver a unirse a la República Mexicana debido al apoyo que ésta le brindó durante el enfrentamiento. 

 

DEJE SU COMENTARIO

Todos los campos marcados con (*) son requeridos.

Top