Brillan boxeadores yucatecos en la Olimpiada Nacional

18 Mayo 2019
Autor 

Los púgiles Guillermo Keb Baas, Roberto Ruiz y Edgar Castellanos sacaron la casta por Yucatán y lograron sendas victorias por la vía del Réferi Suspende el Combate (RSC), en el tercer día de actividades de esta disciplina dentro de la Olimpiada Nacional y Nacional Juvenil que se realiza en el Polifórum “Benito Juárez” en Cancún, Quintana Roo.

Además, se aseguraron dos metales más de bronce para acumular siete preseas de ese mismo color, a unos cuantos días de culminar el boxeo en este polo turístico.

Guillermo Keb Baas, en peso welter ligero, impartió una cátedra de cómo se debe tirar un gancho, ya que a base de ese golpe se abrió camino para alcanzar la victoria por RSC ante Israel Benítez, del Estado de México.

Dos veces lanzó ese poderoso gancho que impactó la quijada de Benítez, lo que motivó la intervención del réferi para dar por terminada la contienda en el primer asalto, prácticamente José Guillermo ni se despeinó.

Roberto Ruiz, “Lizarragüita”, también consiguió una importante victoria en su pelea de peso pluma, ante Daniel Barragán, de Quintana Roo, en el mismo primer asalto por RSC y de paso, al igual que Guillermo Keb, aseguró la medalla de bronce para Yucatán.

Roberto salió con todo desde el primer asalto y tundió a su rival con golpes al cuerpo que culminó con volados de izquierda y derecha a la cara para obligar la intervención del tercero sobre la superficie.

Otro que tampoco se despeinó para alcanzar la victoria fue Edgar “Chiquilín” Castellanos, en más de 91 kilos, el cual se impuso a Marco Sánchez, de Morelos, quien dio pelea pero no soportó los bombazos del “Chiquilín” y terminó por perder por la vía del RSC en el primer asalto.

 

TRISTES DESCALABROS

 

Víctor Caamal, de Yucatán cayó por decisión unánime ante Manuel Sabanero, de Hidalgo, en 48 kilos. Víctor salió a darlo todo, pero el hidalguense metió mejor las manos y siempre fue hacia adelante.

En peso mosca, Sergio de la Cruz cayó por decisión dividida ante Diego Bañuelos, de Jalisco en una pelea que estuvo pareja los tres asaltos y los jueces tuvieron que definir al ganador con las tarjetas.

Sergio comenzó bien tirando golpes a la cara y saliendo con movimientos laterales, sin embargo, la presión del jalisciense también surtió efecto superando a su rival en la pelea en corto.

Sin guardia y sin condición física, difícilmente un peleador pueda alcanzar algo principalmente en un certamen nacional. Así sucedió con el yucateco Jhamir Tzab, quien cayó por RSC en el segundo asalto ante Brandon Herrera, de Veracruz.

Jhamir salió dispuesto a “comerse al rival” y soltó una gran variedad de golpes que asimiló el jarocho, quien viendo el cansancio de su rival comenzó a poner en marcha su estrategia de golpear y salir para cansar más al yucateco que muchas veces abanicó la brisa.

El minuto de descanso fue insuficiente para el yucateco, quien sin condición y sin guardia fue presa fácil del veracruzano que lo cruzó en varias ocasiones al rostro. El réferi determinó parar el combate ante la tristeza de la delegación yucateca.

En femenil, Jessica Montiel demostró ser una guerrera, pero le faltó “colmillo” para imponerse a Ana Luisa Guerrero, de Morelos, quien finalmente se llevó el triunfo por decisión dividida, en pelea pactada en peso mosca. 

La boxeadora representante por Yucatán fue aguerrida de principio a fin, pese a que enfrentó a una rival con más experiencia en estas lides. Ambas se golpearon hasta el cansancio, pero la morelense sacó ventaja al tener más altura y por ende los brazos más largos.

DEJE SU COMENTARIO

Todos los campos marcados con (*) son requeridos.

Top