Exigen justicia para menor vejado por policías de Chemax

04 Diciembre 2018
Autor 

Grupos de activistas y organizaciones internacionales solicitaron a las autoridades de Yucatán hacer justicia a un menor que habría sido víctima de abuso policial en una localidad de Chemax.

Representantes de Amnistía Internacional presentaron 57 mil firmas y un documento en el que exigen justicia para el adolescente José Adrián, detenido arbitrariamente y torturado por agentes municipales el 25 de febrero de 2016 en Xcan, población cercana a dicho municipio.

En conjunto con la organización local Indignación, le piden al gobernador Mauricio Vila Dosal, imparta justicia, se conozca la verdad y la reparación del daño que le ocasionaron al joven de 17 años, quien fue sometido y torturado por elementos municipales quienes hoy gozan de total impunidad.

Representantes de ambas organizaciones tuvieron una audiencia con la secretaria general de Gobierno, María Fritz Sierra, a quien le solicitaron investigar la detención arbitraria del joven, en aquel entonces de 14 años de edad.

Tras este encuentro, en Palacio de Gobierno, Tania Reneaum Panszi, directora ejecutiva de Amnistía Internacional México, recordó que el día de los hechos el joven afectado caminaba a su casa desde la escuela después de que unos jóvenes tuvieran una pelea en la calle, en la que habrían ocasionado daños a una patrulla, y posteriormente este fue golpeado contra el vehículo policial, le pisaron la cabeza y le lesionaron el cuello, para luego ser detenido.

Explicó que le quitaron la camisa y los zapatos y lo llevaron a la comisaría de policía de la cercana localidad de Chemax donde lo colgaron de una pared y lo dejaron ahí por horas. Sus padres fueron obligados a pagar más de siete mil pesos en multa y los daños al vehículo oficial sólo para poder sacarlo de prisión.

Afirmó que dos años después de este altercado violento, el gobierno anterior que encabezó Rolando Zapata Bello, ignoró y ocultó este crimen, así como a los agentes involucrados, los cuales no han sido sancionados.

La madre del joven, Adelaida, dijo que incluso ha tenido que cambiarse de domicilio debido a que su familia recibe constantemente amenazas.

Por su parte, el abogado del grupo Indignación, Jorge Fernández Mendiburu, declaró que es importante que se reforme la ley para que ya no sigan dándose este tipo de casos de tortura, pues el caso de José Adrián es uno de los muchos en los que se evidencia el trato inadecuado hacia las personas detenidas.

El caso fue turnado por la autoridad a la Comisión Estatal Ejecutiva de Atención a Víctimas (Ceeav), a cargo de Beatriz Zavala Peniche, instancia que dará seguimiento al caso. (ACOM)

DEJE SU COMENTARIO

Todos los campos marcados con (*) son requeridos.

Top