La depresión afecta a muchos en la pandemia por Covid-19

13 Enero 2021
Autor 

Estamos viviendo una situación atípica de confinamiento y cambio en las rutinas diarias de las familias, lo que puede causar ruido y depresión si no se maneja con conocimiento y madurez, señaló la especialista Nelly Patricia Morales Munguía, psicóloga de la Clínica-Hospital Mérida en el marco del Día Mundial de la Depresión.

“La depresión no es lo mismo que la tristeza, como se piensa. La tristeza es un estado de ánimo pasajero y la depresión es un estado mental permanente, considerado como un problema de salud mental que puede ser reversible con un buen tratamiento y diagnóstico, evitando sufrimiento y agotamiento por parte de la persona que la padece”, dijo la especialista.

La depresión debe ser tratada en conjunto por un psiquiatra y un psicólogo para sobrellevarla y salir adelante con un cambio de actitudes. Se trata de un padecimiento común que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), afecta a millones de personas en el mundo.

La psicóloga dijo que la depresión no respeta edad, sexo, situación económica o vulnerabilidad y ante la pandemia del Covid-19 han incrementado los casos, por lo que es necesario implementar acciones que desarrollaren una dinámica para ayudar a las personas que la padecen desde el seno familiar.

“Primero es necesario hablarse con respeto y con mucha sensibilidad en el grupo para no herir susceptibilidades, cuidar las actitudes, recordar que cada acción tiene una reacción y hay gente que se encuentra muy sensible, viviendo una realidad muy distinta de sus motivaciones personales”, mencionó.

“El Covid-19 ha provocado que existan afectaciones depresivas en niños, jóvenes, adultos y adultos mayores porque se han modificado rutinas. Han incrementado los síntomas en personas que ya padecen alguna patología psicológica, por lo que se requiere estar pendientes para evitar incluso un suceso de suicidio”, afirmó.

Comentó que la familia debe hacer un ejercicio de entendimiento y empatía basado en canales de comunicación abiertos, sensibles y muy educados. Y pese a la confianza, tratarnos como si estuviéramos en un lugar donde debiéramos comportarnos adecuadamente para apoyar a los pacientes depresivos.

“En muchos hogares hay afectaciones económicas, hay que ser comprensivos y buscar soluciones, crear conciencia acerca de la situación actual del coronavirus, entender que tenemos que aprender a convivir con este virus que llegó desde marzo del año pasado”, comentó.

Reiteró que, en la depresión y la proliferación del virus, ambos problemas de salud pública, debemos apoyarnos, comunicarnos, aprender a convivir en familia. Esta es una situación atípica de constantes noticias negativas, de casos y muertes, por eso la necesidad de establecer una dinámica altamente confiable para evitar contagiarnos.

Expuso de igual forma, que emasiada información provoca desesperanzas, preocupación, depresión, sobre todo en los adultos mayores, es más notorio el cambio de humor.  Verlos callados, solos, tristes por eso es muy importante que en casa les brindemos compañía tratemos de que se enteren lo menos posible de este tipo de información.

La gente no ha dejado de salir, porque algunos tienen trabajar para buscar el sustento de sus familias, y los jóvenes de alguna manera igual tienen que salir, pero deben hacerlo con todos los cuidados. Ahora, si de vez en cuando tienen que hablar con un amigo, que lo hagan cuidando su vida y con la responsabilidad de que si se contagian pueden contagiar a sus familias, por eso es mejor no exponerse, solo en ocasiones ineludibles.

DEJE SU COMENTARIO

Todos los campos marcados con (*) son requeridos.

Top