CAJA DE CAMBIOS: La corrupción en los tiempos de la 4T

17 Marzo 2019
Autor 

Por: José Luis Chávez

 PRIMERA

 Destapar la cloaca se ha convertido hoy en una práctica de todos los días por el Gobierno Federal. Si, esa cloaca gubernamental tapada por los gobiernos del pasado llamados neoliberales por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien como Rey Midas, donde toca brota y sale materia, porquería y corrupción al por mayor. Así han corrido los primeros 100 días de la 4T. El más reciente escándalo lo dio a conocer la titular de la Secretaría de Gobernación Olga Sánchez Cordero en el Instituto Nacional de Migración por ser una de las dependencias donde la corrupción ha penetrado a todas sus venas y ya prometió limpia total.

 

SEGUNDA

 

"Cuando las barbas de tu vecino veas afeitar, pon las tuyas a remojar” dice un refrán que va directo a las secretarías y delegaciones que están a la espera de la llegada de esta implacable guillotina de la corrupción, transas y robo del dinero de todos los mexicanos. Con la llegada de la primavera, los calores de más de 40 grados centígrados y las vacaciones, todo apunta que la siguiente en fila será la Secretaría de Turismo y sus filiales como el INAH. Y vaya si hay tela de donde cortar en este sector primario para Yucatán y que en estos días ha estado de plácemes para los locales por la designación para organizar en 2020 el Tianguis Turístico. 

 

TERCERA

 

Esta designación se anota como una palomita al Gobierno de Mauricio Vila Dosal y la secretaria de Turismo Michelle Fridman, quienes pusieron el ojo en la mira a una tarea pendiente de la administración anterior. Pero si enfocamos bien la mirilla veremos que hay un verdadero tiradero en los paradores turísticos y zonas arqueológicas que están prácticamente secuestradas por el Instituto Nacional y su sindicato. Cientos de miles de pesos que entran todos los días por el turismo extranjero y nacional no son canalizados a cubrir necesidades e infraestructura y mucho menos mantenimiento de las piedras que son la riqueza histórica de nuestras raíces. Pero eso sí, los gobiernos locales tienen que salir al quite para no defraudar al visitante. En Yucatán hay registradas 19 zonas arqueológicas, de las cuales muy pocas son conocidas a nivel mundial como Dzibilchaltún, Mayapán o Ek Balam...

 

CUARTA

 

Y ya con el acelerador a fondo está como ejemplo Chichén Itzá, maravilla y patrimonio mundial de la humanidad que está secuestrada por cientos de vendedores que al margen de ganarse el pan de todos los días, son el reflejo vivo de la corrupción e impunidad. Pero no se vaya con la finta mi estimado lector. No se trata de la invasión de vendedores, no es culpa de ellos porque solo siguen órdenes de empresarios, potentados y hasta de la mafia oriental que ya vende a Cháac con el sello "made in China". Y en esta lista negra sume por favor a los empresarios hoteleros y agencias de viajes de Quintana Roo, quienes son otros saqueadores en tierra ajena. 

 

REVERSA

 

Para la fiesta turística en 2020, Yucatán espera concretar 45 mil citas de negocios y mil 700 compradores, llenar las 9,500 habitaciones que ofrece la capital yucateca y las 14 mil en total que hay en todo el estado, aumentar a más de 2 millones de turistas la derrama económica, en fin, Yucatán estará en la mira de todos, pero para lograr el éxito primero se tiene que limpiar la casa y ahí espero que la 4T llegue con todo y contra todos. Para muestra ahí está Kulubá, nueva zona arqueológica que fue anunciada con bombo y platillo por el gobierno anterior, derrama millonaria y un proyecto turístico que iba a detonar la zona oriente del estado, hoy en el olvido. El Tianguis Turístico 2020 también será el escenario perfecto para impulsar el Tren Maya, pero también puede ser para que las zonas arqueológicas regresen a manos de sus dueños, los indígenas mayas, quienes no pueden hacer ni una ceremonia maya en el mayor centro ceremonial Chichén Itzá porque el INAH no lo permite. Por cierto, ahí viene una edición más del equinoccio, el mayor efecto de luz y sombra jamás conocido por el hombre y cuya sabiduría maya ha maravillado al mundo en el famoso Castillo de Chichén y que en lugar de ser una ceremonia que venere la bajada del dios Kukulcán para bendecir la tierra y sus cultivos, es ahora un triste show que raya en lo agringado para "cargar energía vestido de blanco"... eso... no es de Dios. Adiós.

DEJE SU COMENTARIO

Todos los campos marcados con (*) son requeridos.

Top