Las Unidades de Género llegaron para quedarse

21 Octubre 2020
Autor 

Este miércoles, la fracción legislativa de Movimiento Ciudadano, integrada por Milagros Romero Bastarrachea y Silvia América López Escoffié, presentaron una iniciativa para agregar disposiciones a la Ley para la Igualdad entre Mujeres y Hombres del Estado de Yucatán en materia de Unidades de Igualdad de Género.

Durante su intervención en la sesión plenaria, Romero Bastarrachea, explicó que las Unidades de Igualdad de Género son un órgano importante dentro de las instituciones de gobierno, sin embargo, no tienen presupuesto, y en algunos casos  no son tomadas con seriedad y continúan en el abandono. 

Sostuvo que las Unidades se crearon para que al interior de las instituciones de gobierno se capacite y sensibilice al personal laboral respecto a cómo se debe tratar a las mujeres, no solo a quienes acuden a solicitar un servicio, sino también para las trabajadoras. 

Lamentó, que actualmente en la práctica, muchas de esas Unidades se encuentran en el olvido, e incluso, hasta la fecha, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) no la ha instalado a pesar de que es una institución que recibe quejas y denuncias relacionadas con violencia y abuso hacia la mujer.

“No tenerla en función no solo afecta a las mujeres que piden auxilio, sino también a las mujeres que trabajan para la corporación, pues no reciben el trato adecuado, ni los estímulos necesarios, pues seguramente, en el reparto de mandos aún no hay muchas mujeres que están al frente de la institución policiaca”, ejemplificó.  

Por ello, habló acerca de la importancia de convertir a las Unidades en un “órgano vivo”, dotarlo de recursos económicos, y elevar su rango a ley, para que en el cambio de una administración gubernamental (municipal o estatal) no desaparezcan.

De acuerdo a la iniciativa, la Secretaría de Mujeres del Gobierno del Estado (Semujeres) se encargaría de la capacitación al personal que integre cada Unidad. 

Romero Bastarrachea, propuso, que al frente deberá estar una mujer en el cargo, independientemente si en el equipo hay paridad de género. 

DISPOSICIONES 

Explicó que entre los beneficios, está el fomento a la transversalización de la perspectiva género, que las titulares verifiquen la planeación de programas y presupuestos anuales, y que se coordinen acuerdos en materia de políticas públicas pro igualdad. 

“Este cambio dentro de las instituciones del Gobierno del Estado y de los Ayuntamientos será un gran paso para el avance de igualdades, pero sobre todo para el respeto de los derechos de todas las mujeres que segregan por el simple hecho de ser del género femenino”, finalizó.

DEJE SU COMENTARIO

Todos los campos marcados con (*) son requeridos.

Top