Sahuí…el Intocable

04 Noviembre 2017
Autor 

De niño, en mi natal Morelia, todas las noches en el canal 5 de Televisa, a falta de Telecable y otras señales satelitales como las que hay ahora para el entretenimiento, nos obligaba a ver la serie de Los Intocables, la cual era un programa donde un grupo de detectives encabezados por Eliot Ness luchaba en la ciudad estadounidense de Chicago contras los gangsters de la época de la depresión de ese país, era pues la eterna lucha del bien contra el mal, donde la justicia siempre se imponía en contra de los mafiosos que asolaban a los Estados Unidos.

Con el paso de los años, esa serie se volvió una especie de culto y el nombre de Los Intocables fue un sinónimo de justicia para quienes sabíamos de esa teleserie que con el paso de los años fue retirada de la programación de la señal de XHBG.

Al tiempo en mi querido México, la palabra intocable tomó otra connotación para convertirse en un sinónimo de impunidad entre la sociedad mexicana, en más de una ocasión cualquier conversación en la época del priiato relacionaba ese adjetivo con un elemento más del autoritarismo que muchos vivimos y que por tal motivo dejamos de confiar por décadas en las instituciones.

La llegada de la “Alternancia” al México del siglo XXI puso en el baúl de los recuerdos la palabra intocable, pues incluso a falta de justicia, las redes sociales virtuales se convirtieron en el inquisidor de aquellos funcionarios que  trataban de hacer negocios en lo oscurito o pasarse de listos sin tener una consecuencia.

Sin embargo, aún existe ese tufo de impunidad cuando uno denuncia y no pasa nada.

Tal es el caso de los espectaculares y la campaña de publicidad que el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Mauricio Sahuí Rivero, ha emprendido en su desesperada búsqueda por obtener alguna candidatura, luego que en el 2015 quedara fuera de la jugada cuando todos lo veían competir contra el ahora alcalde de Mérida, su tocayo Mauricio Vila Dosal.

Hasta el momento, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Yucatán (Iepac), ha recibido cuatro denuncias, dos de partidos políticos y dos más de ciudadanos, las cuales a pesar de las evidencias en las calles no han ni siquiera terminado en un regaño (amonestación pública) para el secretario de Desarrollo Social, de Rolando Zapata Bello....es el nuevo intocable.

Lo más grave es el argumento de las autoridades al afirmar que por falta de pruebas las denuncias son desechadas, lo que ha generado la molestia tanto de la sociedad civil como de los actores políticos de la entidad.

Incluso, desde la máxima tribuna del estado, diputados del Partido Acción Nacional (PAN) han pedido que el funcionario sea removido por las evidentes violaciones a la ley que realiza desde uno de los puestos más sensibles en materia de atención a las clases más vulnerables.

Al gobernador parece no importarle la molestia que causa en la sucesión el albazo del titular de la Sedesol e incluso que temas como el presupuesto del 2018 y el Sistema Estatal Anticorrupción estén en riesgo por la promoción personal que Sahuí Rivero realiza de su persona mediante diferentes medios de comunicación.

Ante tal escenario, Sahuí Rivero parece ser intocable, pues ni una pluma ha perdido, luego de la lluvia de denuncias que hay en su contra, pues ni las autoridades electorales, ni su jefe político han ni siquiera llamado la atención del funcionario por las evidentes acciones ilegales que para muchos realiza en la búsqueda de ser candidato al gobierno del estado.

DEJE SU COMENTARIO

Todos los campos marcados con (*) son requeridos.

Top