Activistas defienden a exsecretaria de Gobierno

04 Diciembre 2018
Autor 

Activistas de diversas organizaciones civiles denunciaron violencia política contra Martha Góngora Sánchez, exaspirante a la presidencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Yucatán (Codhey), quien fue excluida de la terna final por pertenecer al consejo político del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En rueda de prensa, la exfuncionaria estatal afirmó que si bien, existen argumentos suficientes para apelar la determinación del Congreso local ante los juzgados federales, al final decidió no hacerlo y dedicarse a sus actividades con la sociedad civil organizada para aportar desde ahí en la construcción de una sociedad igualitaria y respetuosa de los derechos humanos.

"Eso será a lo que dedique mi tiempo y capacidades sin que el resultado de esta experiencia cambie en algo mis convicciones personales", declaró quien se desempeñó como secretaria General de Gobierno durante el último año de la administración de Rolando Zapata Bello.

En compañía de varias activistas, Góngora Sánchez consideró que la libertad ideológica es un derecho que tienen todos los ciudadanos y que no debe limitar el derecho a ocupar y ejercer un cargo público, esto en referencia al fallo de los diputados, quienes hasta ahora no le han notificado qué requisitos incumplió y cuáles fueron los motivos.

Al tomar el micrófono, la activista e investigadora Gina Villagómez Valdés denunció que la exaspirante enfrentó violencia política y descalificaciones sin que hubiese iniciado el proceso de elección. "Fue visible y evidente la forma en que se preparó el camino para eliminarla", criticó, al tiempo que hizo un llamado a todas las mujeres para alzar la voz y ser respetados y reconocidos sus derechos como personas.

En su intervención, la también promotora de los derechos humanos Bertha Elena Munguía Gil aseveró que se violó el quinto punto del procedimiento de la elección del nuevo ombudsman del estado, puesto que ninguna de las asociaciones y organizaciones que postularon a Góngora Sánchez han recibido documentos que indiquen que no acreditó los requisitos que se deben reunir, cuando la ley marca que debería haberse hecho dentro del plazo de 24 horas a la decisión.

Finalmente, la activista Adelaida Salas Salazar insistió en que no son militantes de ningún partido y que solo son mujeres que luchan todos los días porque menos de sus congéneres sean violentadas y respetadas en sus derechos.

"Lamentamos que los diputados y diputadas no se ocupen de lo que es trascendente para nuestro estado. Después de este acontecimiento esperemos que esa Comisión de Derechos Humanos (la del Congreso) se dedique a legislar sobre los grandes pendientes que sufren día a día muchas mujeres y niñas", concluyó. (ACOM)

DEJE SU COMENTARIO

Todos los campos marcados con (*) son requeridos.

Top