Karateca seguirá en prisión

06 Diciembre 2019
Autor 

El ser señalado de propinar una golpiza a su ex pareja y estar preso desde hace más de un año en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Mérida, no fue impedimento para que Christian de Jesús C. D. tengo una nueva pareja sentimental que es ofrecida como testigo por su defensa para evitar continuar en prisión.

Durante una larga audiencia, en la Sala 4 del Centro de Justicia Oral de Mérida (CJOM), la juez Blanca Beatriz González, dio cumplimiento al amparo federal de vincular a proceso al presunto agresor por el delito de violencia familiar y lesiones y decretó prisión preventiva a Christian de Jesús C. D. para garantizar la seguridad de la víctima y evitar de que el presunto agresor se pueda sustraer de la acción de la justicia.

Al iniciar la sesión en punto de las 12 horas de este viernes, la juez Bonilla González recordó los señalamientos en contra del karateca incluidos en la carpeta de investigación donde constan diversos episodios de violencia de género en contra de la víctima, incluso una denuncia interpuesta a mediados del año pasado por el delito de lesiones.

La juez explicó que el 7 de noviembre del año pasado el imputado golpeó a su entonces pareja Andrea Marisol C. M., a la vez que la llamó puta, zorra y facilota.

Pasadas las 13:20 horas se decretó la vinculación a proceso por los delitos de violencia familiar y de lesiones calificadas como lo ordenó un juez federal pues al karateca se le había acusado en un inicio de intento de feminicidio agravado.

Luego, defensa y fiscalía emitieron sus argumentos sobre las medidas cautelares, pues mientras el Ministerio Público solicitaba prisión preventiva justificada, la defensa del karateca calificó tales medidas como excesivas y aseguró que había línea por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE) para satisfacer lo que llamó linchamiento público por parte de la sociedad en redes sociales virtuales en contra de su cliente.

El abogado de Cristian intentó ofrecer como pruebas dos testimoniales, seis documentales, una pericial para evitar que su cliente permaneciera en prisión, sin embargo, estas medidas fueron desechadas por la jueza.

Uno de los testigos de la defensa era la pareja actual de Christian de nombre Karina, quien se encontraba presente en la audiencia al igual que uno de sus hermanos.

La Fiscalía insistió en que el agresor permanezca preso mientras tanto la defensa intentó argumentar que los golpes propinados a la mujer eran simples moretones, los cuales no merecían prisión preventiva justificada por lo que propuso que su cliente pagar una fianza de 25 mil pesos, colocarle un grillete electrónico y fuera de manera periódica al Centro de Medidas Cautelares a firmar, con la finalidad de que no se le acerque a la víctima.

Sin embargo, los argumentos del litigante defensor del karateca no fueron suficientes pues a consideración de la jueza Bonilla González, la integridad física y psicológica de la víctima se encuentra en riesgo. Además de que existe la posibilidad de que el hoy imputado pueda salir del estado, toda vez que cuenta con familiares en diferentes partes del país e incluso en los Estados Unidos.

Habían pasado ya más de cuatro horas de audiencia y el hoy imputado se derrumbó al escuchar la resolución de la jueza. Y es que desde el 7 de noviembre del año pasado se encuentra preso en el Cereso de Mérida donde debido a un amparo fue suspendida de manera provisional su proceso e incluso un juzgado federal decretó que no fuera vinculado por el delito de feminicidio en grado de tentativa, sino en el de violencia familiar y lesiones como ya fue explicado en párrafos anteriores.

El proceso de Cristian continuará en el Centro de Justicia Oral de Mérida en los próximos meses por los ilícitos antes mencionados, por los cuales podría alcanzar una pena máxima de ocho años de prisión según lo estipulado en el Código Penal vigente.

Cabe señalar que el caso ha llamado la atención de la sociedad en su conjunto al grado de medios de comunicación de la capital del país estuvieron presentes durante el desarrollo de la audiencia.

Asimismo, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) envió a granaderos a resguardar el orden en la sala ante la posibilidad de que los ánimos se desbordaran.

DEJE SU COMENTARIO

Todos los campos marcados con (*) son requeridos.

Top