Por lo que leo, oigo y veo, parece que el nacionalismo ha pasado de moda y hoy es una antigualla que solo defienden quienes no han sabido evolucionar al ritmo que la propia realidad social impone. No hace ni un mes que leí un artículo en el que se asegura que los mexicanos de hoy ya no debemos pensarnos como tales, sino como ciudadanos “globalizados”. Quiero comenzar declarando enfáticamente que yo no comparto en ninguna medida este punto de vista, y trataré de dar algunas de mis razones.

Antonio Aguilera

 

 

Calentura por la grande 

 

 

La sucesión presidencial en todos los partidos desató ya una fiebre, una carrera de pisotones y sombrerazos. La salida de Margarita Zavala del PAN, según las últimas encuestas, manda a su ex partido al tercer lugar, sube al PRI al segundo, y en algunos escenarios Margarita se queda en tercero y manda al PAN con Ricardo Anaya como candidato al cuarto lugar, pero en todo el gran beneficiado es Andrés Manuel López Obrador.

Para los encuestadores y estudiosos de la demoscopía, la salida de Margarita ha perjudicado fuertemente a Ricardo Anaya puesto que al preguntar a la población en general quién le gustaría que fuera el candidato del frente a Anaya lo superan tanto Rafael Moreno Valle como Miguel Ángel Mancera. Anaya no es ni siquiera el segundo más preferido para ser candidato del frente, todo esto es consecuencia de lo mal que se vio con la forzada salida de la esposa de Felipe Calderón del PAN.

En el PRI la contienda parece estarse centrando en tres personajes: José Antonio Meade, Miguel Ángel Osorio Chong y José Narro, y nada más.

En los últimos días, el arribo del Eruviel Ávila al PRI de la Ciudad de México, puede poner a un cuarto en la disputa, y buscará poner su empeño para dirigir al PRI más disminuido de toda la República, el de la capital del país. Al margen de lo que pueda hacer en la Ciudad de México, la llegada de Eruviel es un mensaje de Peña Nieto a todos los demás, los que no se queden con la candidatura tendrán que apoyar desde donde queden, a donde los envíe Peña Nieto. El primer priísta del país ya abrió su poquer, pero todo indica que no le va a alcanzar para retener el poder.

En la última reunión que el titular del Ejecutivo federal tuvo con varios periodistas, mandó muchas señales acerca de quién le gustaría que fuera el candidato o qué características debe tener el candidato del PRI, hoy Peña Nieto dijo que los debates eran muy importantes. Él ya puso las reglas al interior del juego priísta.

El PRI tiene que pensar en cuál de sus aspirantes tiene mayores capacidades para debatir con dos políticos que han demostrado habilidad para el enfrentamiento dialéctico: Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya. Para enfrentar a estos dos, quien ha demostrado más tablas es el doctor Narro Robles, quien no arrastra un viejo pasado priísta, y su perfil de rector le abre muchas posibilidades ante un electorado más moderado.

José Antonio Meade sigue muy concentrado en el tema económico, y Osorio Chong siente que ya perdió el tren.

Hasta el momento, la interna del PRI se debate en cuál sería su mejor credencial en caso de un debate frente al favorito Andrés Manuel López Obrador, que basa mucho su argumentación en estos encuentros en la simpatía natural.

Pensando en un escenario de debates, resultaría muy atractivo un tándem entre AMLO, Narro y un Ricardo Anaya, quien por cierto le ganó en un debate a Manlio Fabio Beltrones en las elecciones 2015.

Fue Margarita Zavala y su salida del PAN la que le dio vida al PRI y lo metió a la pelea. Su decisión hundió a Ricardo Anaya y abrió las posibilidades a otros aspirantes a la hipotética candidatura del Frente Ciudadano, en donde se barajan tres perfiles: Rafael Moreno Valle, Miguel Ángel Mancera y Silvano Aureoles, con más posibilidades para el jefe de Gobierno de la CDMX.

Sin embargo, Anaya sigue creyendo que el Frente es su propio Frankeinstein y que sólo él puede darle vida, pero las últimas encuestas señalan que con el panista a la cabeza, en algunos escenarios se va al cuarto lugar; Margarita en tercero; el PRI en segundo; Andrés Manuel en primero.

En el caso de Margarita, ella tiene una gran ventaja, conseguir 800 mil firmas para registrarse, que es muy complicado, al mismo tiempo es una gran campaña, si consigue esas firmas tiene el 10 por ciento de lo que necesita para pelear por la Presidencia de la República, es algo que los partidos no se van a preocupar por hacer, convencer a 800 mil ciudadanos cara a cara para que firmen es bastante, si lo consigue Margarita va a dar la pelea fuertemente.

La intención de voto de acuerdo a la última encuesta, se dirige hacia la figura de Mancera, apartidista, pero más identificado con el sol azteca. Es el mejor para ser el candidato del frente. Pero la característica del frente es justamente que es chato, que carece de frente y sigue siendo un cenáculo muy cerrado.

Por último, AMLO es innegable que llegará con ventaja al 2018, y a diferencia de las dos anteriores carreras presidenciables, no se ha casado con ningún discurso y no está abriendo frentes discursivos. Con una postura más moderada, se dice listo para hacer frente al vendaval que se viene.

Por donde se vea, La Grande 2018 los trae vueltos locos a todos.

 

El asunto ya está caliente

Luis A. Boffil Gómez (El Boffas)

Los ánimos en Yucatán ya se desbordaron y los políticos echarán la carne en el asador, de aquí, hasta diciembre para conocer si son preliminaristas y, de allí, a semifinalistas y finalistas.

De entrada, en Acción Nacional las cartas ya están echadas: sus organismos electorales ya decidieron que el método de designación será el que elija a los candidatos finales para la gubernatura, diputaciones federales y estatales, senadurías y 106 alcaldes.

No obstante, en este blanquiazul que pretende reverdecer laureles algo marchitos, también surgieron voces discordantes en el sentido de que lo mejor hubiera sido el voto interno de los militantes para la selección de sus futuros abanderados.

Pues no, 99.9 por ciento de los consejeros reunidos el jueves pasado votó por la designación. Uno que otro lo tachó, igual, de “dedazo”. Pronto se verán los resultados.

En el PRI, a nivel nacional la dirigencia que preside Enrique Ochoa Reza –que rece para que las cosas le salgan bien- ya determinó que la línea para seleccionar al candidato presidencial será la convención y voto de delegados. No se duda que la misma estrategia seguirá el tricolor en Yucatán.

Pero, la realidad del asunto, al menos en el PRI, es que nadie es ingenuo para saber que la orden provendrá desde arriba, o sea, del mandatario Enrique Peña Nieto, quien es el verdadero jefe del Revolucionario Institucional, más malo que bueno, pero es todavía el gran elector. En términos tradicionales, allí viene el “dedazo”.

Por su parte, el PRD estatal está todavía en la disyuntiva de pasar a formar parte del llamado Frente Ciudadano por México o Frente Amplio Democrático o el nombre que le quieran indilgar los más sabiondos.

¿Y qué piensan de Morena, el partido donde es amo y señor don Andrés Manuel López Obrador? De entrada, en las pasadas elecciones intermedias de 2015 ganó la alcaldía de Valladolid, bastión priísta de toda la vida; una diputación estatal a cargo de Yazmín Villanueva Moo, quien fiel al estilo del “aprendiz de dictador” se opone a todo sólo por oponerse y una curul federal con un tal Rogerio (el apellido se olvida) al cual ni en su casa lo conocen. Pero allí estará tres años sin producción alguna pero engordando su cartera. Cosas de la “democracia” nacional.

No hay que ser “pitonisos” para decir que la gente, mucha, está desencantada de la política y de los partidos tradicionales como PAN, PRI y PRD, las fuerzas políticas más conocidas. Simplemente la banda pensará al momento de su voto: “ya estoy harto de aquellos y mejor voto por uno nuevo; chance y compone algo en el país”. Así de sencillo. Pronóstico: Morena tendrá más votos que en 2015.

De las demás instituciones políticas como Nueva Alianza, Verde Ecologista, Encuentro Social, Del Trabajo y lo que se invente como independiente, no hay mucho qué esperar. Sólo sus alianzas a modo para sobrevivir y seguir siendo de los más lambiscones. Eso sí, con dinerito y privilegios asegurados por servir al amo en turno. ¿Verdad o mentira?

Y de los potenciales abanderados, pues hasta el momento, escasos movimientos. En Acción Nacional, las posiciones para la senaduría se las quieren disputar Raúl Paz Alonzo –sepa Dios qué méritos tendrá- y Joaquín Díaz Mena, “Huacho”, ex candidato gubernamental en 2012, un personaje que ha crecido en la diputación federal y que, sin duda, es el activo que puede proveer más votos al candidato de su partido en el medio rural. No lo pierdan de vista. Ah, que si la equidad de género. Pues cuelen a Katia BolioPinelo, la actual legisladora federal, cuyo único mérito ha sido moldear su figura –pero no le salió tan bien como a Ivonne Ortega Pacheco- y de allí, pues quién sabe qué onda con ella.

Para la alcaldía de Mérida, aparentemente la fórmula es sencilla: Cecilia Patrón Laviada, la actual directora de Desarrollo Social de la comuna meridana. Panista de corazón y “teología”; con mucha estructura a su alrededor; picando piedra desde hace más de 20 años en el panismo y, sobre todo, con mucha aceptación entre el personal de “a pie” del ayuntamiento de Mérida, gente que ha laborado desde hace muchos años allí. En sus círculos cercanos, Cecilia ha repetido que quiere contender por la alcaldía de Mérida y, por supuesto, ganar. Como todos los panistas interesados, tendrá que esperar algunas semanas más. Lo cierto es que para febrero-marzo los candidatos ya estarán listos. No habrá más tiempo, más que pedir sus respectivas licencias y a darle tres meses de talacha para captar el voto potencial.

¿Y para Gobernador de los blanquiazules? Sólo dos piezas: Mauricio Vila Dosal y el ex alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha. Que nadie se haga bolas. Hagan sus apuestas.

En el PRI, sucede algo similar que con sus legendarios opositores ya citados. No hay nada definido. Los nombres son los mismos para la gubernatura: Pablo Gamboa, Mauricio Sahuí –con todo y el alboroto de su “autodestape” que no lo fue tal-, el “gordito Marín” (Jorge Carlos), Liborio Vidal (#AmigoLibo), San Panchito Torres, Jorge Carlos Berlín Montero, Víctor Caballero Durán y hasta Roberto “Bob” Rodríguez Asaf.

Tampoco hagan merequetengue. El abanderado para la gubernatura saldrá de un acuerdo consensado entre el presidente Enrique Peña Nieto, el ya designado candidato presidencial del tricolor y, por supuesto, el gobernador Rolando Zapata Bello. Lo de la convención de delegados, voto interno, externo, “mambo y chachacha”, será la pura finta. ¿Y Mérida? Doble contra sencillo: Panchito Torres Rivas.

Y también el PRI ya tiene sus pequeñas extensiones: la diputada local María Ester Alonzo solicitó licencia a su cargo, dizque por situaciones personales. Va por la candidatura a la alcaldía de su natal Progreso. ¿Futuras diputaciones locales? Suena Luis Borjas Romero, titular de la Secretaría de la Juventud. El chavo rescató a la dependencia de la inacción y desinterés con que la tenía Alaine López Briceño, y que, a pesar de todo lo grisácea funcionaria que suele ser, podría salir premiada con una candidatura a legisladora. ¿Acaso el placeo que recientemente inició Palacio de Gobierno con ella es gratis?

Así está el panorama electorero hasta el momento en Yucatán. Nada para nadie. Pero en diciembre ya habrá más nubarrones como señalética. No desesperen, chiquíos y chiquías.

Amiguitas y amiguitos, ya saben: sugerencias para que haya más “autodestapes” y se vuelva a alborotar el gallinero, enviarlas a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y/o Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Anuncio: esta columna ya la pueden leer en Facebook los lunes: luis Antonio boffilgomez

 
Luis Boffil (El Boffas)
 
Una foto y tremendo alboroto
 
Damas y caballeros, chiquías y chiquíos, no hay por qué espantarse. Transcurrió una semana ligeramente álgida en el mundo de la grilla local.
 
¿El motivo? Pues que circuló una fotografía del secretario estatal de Desarrollo Social, Mauricio Sahuí Rivero, acompañado de Rolando Zapata Bello, en donde el mandatario le levanta la mano en señal de triunfo y prácticamente se da como un hecho de que el funcionario será el bueno del PRI para la candidatura al Gobierno en 2018.
 
Y, de manera discreta, el gallinero político se alborotó.
 
Pero, aunque lo duden, lectoras y lectores, el asunto no es tan complejo como parece. Simplemente fue una buena jugada que, tarde o temprano, alguno de los preaspirantes iba a cometer. Hablamos de Pablo Gamboa, Liborio Vidal, el propio Sahuí Rivero, Jorge Carlos Ramírez Marín, Panchito Torres, Víctor Caballero, Roberto “Bob” Rodríguez Asaf, Jorge Carlos Berlín Montero y, algo retrasado, pero tampoco muy olvidado, Felipe Cervera Hernández, hijo del fallecido Víctor Cervera Pacheco. ¿Se escapa alguien? De ser así, puede comunicarse, dar su nombre y sumarse a la lista.
 
Es el caso de Mauricio Sahuí Rivero, de extracción “ivonnista”, pero bastante desligado de la autocalificada precandidata presidencial y que ahora lucha por la “democracia” del PRI (ver para creer). Muy simple: ¿consideran que Sahuí es tan pentonto como para suicidarse políticamente y jugarse su futuro?
 
La gente podrá decir misa pero no, santitas y santitos, de ninguna manera. Se sabe en los círculos políticos internos del Gobierno que Sahuí es una persona bastante institucional y no iría en contra de los designios del mandatario, sobre todo cuando falta un tiempo para la verdadera definición.
 
¿Qué si también es una apuesta de conocida revista política local? Muy posible. Pero así como fue Mauricio, en breve aparecerán otras portadas dándole jugada a Liborio, Pablo y demás potenciales abanderados. Sólo tienen que esperar la programación.
 
No obstante, Sahuí Rivero está en el ánimo de Rolando Zapata y eso ya es algo sugerente, según comentan fuentes palaciegas. Pero, por si no lo sabían, Rolando le dará juego a todos y cada uno. Y nadie se saldrá del redil, excepto de que quiera jugarse su pellejo político y electoral.
 
Por eso no hay que espantarse. Es muy difícil que Rolando no supiera lo que iba a suceder, pero y si así fuera, tampoco lo sacó de quicio. Luego entonces, la reprimenda no tardaría en salir y no por él, sino por la principal fuerza opositora del Estado: Acción Nacional.
 
Renán Barrera Concha, ex alcalde de Mérida, levanto denuncias ante las autoridades electorales local y federal por presuntos actos anticipados de campaña, mientras que la fracción parlamentaria blanquiazul exigió la destitución del ex diputado federal.
 
“Reni” Barrera tuvo rápida respuesta a la “alocada” estrategia de Sahuí, mientras que sus compañeros de partido tardaron un poco más y lo hicieron en el Congreso donde, la verdad, pesan poco y sólo les dan jugada por conveniencia.
 
En los círculos políticos estatales se sabe, de antemano, que la decisión de nombrar al relevo de Rolando, al menos por parte del PRI, no saldrá exclusivamente del actual gobernante. Se tocará la puerta del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y también estará en la mesa de negociaciones el abanderado del tricolor para contender y tratar de suceder al todavía mandamás nacional.
 
Dicen lo que conocen un poco más el panorama político que en caso de que José Antonio Meade Kuribreña, titular de Hacienda, sea el bueno del PRI, posiblemente  dé su voto de calidad para que Mauricio Sahuí sea el “very good” para Yucatán. Hay empatía entre ambos funcionarios, sobre todo cuando Meade ocupaba la titularidad de la Sedesol federal.
 
Claro está que ello no es garantía de nada. En la política no hay nada seguro. Y es que lo de Sahuí y su mano levantada por el Gobernador en la fotografía y que después aparecería en dos que tres espectaculares instalados en Mérida y en algunas carreteras muy transitadas, levantó la bullanga política en la entidad pero eso, en realidad, era el objetivo. Y que si Rolando no lo supiera, pues está muy en chino. Pero es parte del show electoral que ya se transpira en el ambiente yucateco.
 
Todos y cada uno de los aspirantes del PRI a la gubernatura tienen sus virtudes que sabrá apreciar Rolando Zapata Bello, el Presidente Peña Nieto y quien sea el “elegido” del PRI para la máxima silla del país.
 
Por ejemplo, Pablo Gamboa tiene juventud, ímpetu, es campañero y tiene de aliado a su influyente padre Emilio Gamboa Patrón; el “gordito Marín” tiene el reconocimiento como parlamentario de alto nivel y es reconocido en Yucatán; Liborio Vidal es empresario exitoso y maneja muy bien las redes sociales, además de llegarle a la gente campesina. Por si fuera poco, también es amigo de Andrés Manuel López Obrador. (No se preocupen, Libo no se irá a Morena, pero si “El Peje” ganara la Presidencia, ¿con quién creen que le gustaría chambear en Yucatán?); Panchito Torres es muy probable que se le vea derramando rostro por la alcaldía de Mérida; es un sujeto cáeme bien.
 
De Víctor Caballero Durán y de “Bob” Rodríguez Asaf, ambos elementos de confianza de Rolando Zapata, están casi listos para ocupar curules estatales o federales; Berlín Montero es disciplinado, pero no será gobernador. Pero tiene capital político para apoyar, mientras que Felipe Cervera es un “caballito negro” que está disponible para lo que sea, pero está ahora más ocupado en proveer de noticias políticas en las redes sociales. Habría hecho buena carrera como reportero.
 
Y por la parte del PAN, no hay más que tres jugadas: Mauricio Vila o Renán Barrera para la gubernatura; Vila para una potencial reelección en la alcaldía y, si así fuera, entonces Cecilia Patrón Laviada para jefa de la fracción de potenciales diputados locales de Acción Nacional. Por supuesto, lo de la gubernatura y alcaldía incluye potencialmente al llamado Frente Democrático Nacional, Frente Ciudadano por México o algún otro nombre que se invente de aquí en semanas próximas, o sea, PRD y Movimiento Ciudadano de aliados.
 
No se hagan bolas, chamacas y chamacos: lo de Mauricio Sahuí es parte del show para alborotar un tanto el gallinero y ver quiénes sí y quiénes no patalean más de la cuenta. No le busquen más.
 
Amiguitas y amiguitos, ya saben: sugerencias para que todos los aspirantes salgan en portadas y espectaculares y vengan las “persignadas” políticas, enviarlas a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y/o Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 
 
Página 11 de 14
Top