Por: José Luis Chávez

Primera

Estadísticas alegres van y vienen para medir todo, por todo y para todo con la finalidad de tomar decisiones o ser reconocido por la sociedad. El objetivo mediático es mostrar números felices, porras y vítores que originen una cascada de auto halagos y "aplaudidores digitales" por todas partes sin importar el tema. En pocas palabras, el chiste es estar en primer lugar. Ser, simplemente, el número uno en todo. Sin embargo hay sus excepciones: si no estás en la cima, si esto no sucede, entonces los estrategas, los cerebros pensantes de gobiernos y gobernantes buscan la forma y modo de estar en la élite de los "top five", de una "mediática realidad" que no refleja la realidad de todos.

Por Aleida Ramírez Huerta/Movimiento Antorchista 

No importa el color, blanco o rojo, el mensaje es el mismo: “Ayuda, tenemos hambre”.

Y es que a más de 50 días de aislamiento obligatorio para disminuir los contagios de la pandemia que azota a los mexicanos, el gobierno federal ha hecho caso omiso a los llamados de auxilio de millones de familias vulnerables que claman por apoyo alimentario.

Por Ing. Aleida Ramírez Huerta/Movimiento Antorchista 

La tragedia provocada por la pandemia del coronavirus nos permite mirar y percibir con mayor nitidez que la moderna sociedad capitalista en la que vivimos, basada en el antagonismo social, es una sociedad con una extrema desigualdad; esta desigualdad provoca que la pandemia sea enfrentada de modo distinto, según la clase social a la que se pertenezca, de tal manera que estamos asistiendo a una situación extrema en la que millones de seres humanos que no tienen acceso a los servicios de salud o los medios suficientes para pagar atención médica se están quedando,  literalmente, sin aire para respirar, en tanto que algunos millonarios acondicionaron una habitación de sus residencias como salas de cuidados intensivos equipadas incluso con respiradores artificiales (Los Angeles Times, 25 de marzo).

 

Por José Luis Chávez

PRIMERA
Ya no será en mayo y menos en junio. El COV-Sars 2 llegó para quedarse. Esa es la realidad de los yucatecos, de los mexicanos, de los ciudadanos del mundo de este Siglo XXI y hay que empezar a aprender a vivir con uno de los virus más contagiosos en la historia de la microbiología moderna. Todos en el mundo esperan una fecha mágica, el día y el mes que las autoridades sanitarias digan que el también conocido como Covid-19 ha sido eliminado. Esto nunca pasará y no es una cuestión dramática. Simplemente nadie se atreve a decir que nuestra realidad cambio, nuestra forma de vida ya no será la misma y ahora, nos guste a no, tendremos que convivir con algo intangible, pero tan o más peligroso y mortal que una guerra mundial.

Página 2 de 14
Top